de del

Rx y ecografía

La radiografía es un importante medio diagnóstico para gran número de patologías, tanto de tejidos blandos como de tejidos óseos. Se trata de una prueba indispensable en la práctica diaria del veterinario clínico.

La ecografía es una herramienta diagnóstica con la que es posible obtener imágenes de órganos abdominales y torácicos, así como observar a tiempo real el movimiento del corazón y valorar su funcionalidad. No es doloroso para el animal y no suele ser necesaria la sedación para realizarla.

Ambos métodos de diagnóstico por imagen se complementan, proporcionando una valiosísima información en la mayoria de los protocolos de actuación veterinaria.