16 de July del 2014

Animales exóticos: Consejos para el calor

Animales exóticos: Consejos para el calor

Conejo fresquitoTodos los animales son susceptibles de estrés provocado por las altas temperaturas, por lo que en los meses de verano tenemos que prestar especial atención a cómo nuestros animales exóticos están lidiando con el calor. Para las mascotas ectotérmicas como reptiles y anfibios es especialmente importante. Aunque también es importante para nuestros pequeños mamíferos.

Mantener el entorno fresco 
Asegúrate de que ninguna de las jaulas y terrarios reciben luz solar a través de una ventana o un cristal de por medio. Un sobrecalentamiento podría ser un problema (esto es aplicable para cualquier época del año). Si la jaula de tu mascota se está demasiado caliente, puedes reubicarla a un lugar más fresco en el hogar, tales como el sótano o el tendedero. Si haces uso de aire acondicionado, asegúrate de que la habitación no esté demasiado fría, y más importante, que tu mascota no esté recibiendo aire frío directamente en su jaula.

Conejo calorOtra alternativa que funciona bien con pequeños animales como conejos y chinchillas es llenar botellas de agua congelada o refrescos de la nevera, envolverlos en un trapo o una toalla y colocarlos en las jaulas cuando la temperatura sea alta. Envolverlos ayuda a absorber la condensación, así como la prevención de tu mascota a adquirir demasiado frío si se ponen en contacto con ellos. Asegúrate de que no deshilachen las toallas, puedes usar una camiseta para envolverlos). También hay que asegurarse de que no mastique ni ingiera el plástico de la botella.

Otra forma de refrescar a tu exótico es ofreciéndole alimentos fríos. Ayudará a mantener a tu mascota hidratada y a pasar mejor la jornada calurosa. Puedes congelar en cubitos zumos sin azúcares añadidos y mezclados con agua para rebajar los azúcares que ya llevan, y así evitar desajustes digestivos. Puedes congelar también esos vegetales que tanto le gustan.

Fruta congelada

Animales de sangre fría: Los reptiles
Reptiles, anfibios y otros animales ectotérmicos presentan sus propios problemas cuando se trata de ambientes calurosos. Estos animales dependen del medio ambiente para regular su temperatura corporal, por lo que sus propietarios deben asegurarse de que sus terrarios permanecen a la temperatura adecuada y humedad durante todo el año. Utiliza un termómetro dentro del terrario para verificar las temperaturas durante todo el día, no trates de estimar en base a la temperatura ambiente, no es suficiente). También es muy importante controlar y ajustar la humedad, según sea necesario.

Aves calor

Temperatura: Mantén tu terrario lejos de las ventanas y de las zonas más cálidas de la casa. Para las especies tropicales es posible que sólo tengas que apagar parcial o totalmente el calentador durante los periodos de calor. Puedes utilizar el método de la botella de agua congelada, aunque esto hace que sea más difícil de ajustar con precisión la temperatura. Para los anfibios, que por lo general prefieren temperaturas relativamente frías de agua, puedes introducir cubitos de hielo hechos con agua sin cloro o bien introducir una pequeña botella de agua congelada para que su agua se enfríe (se debe evitar cambios drásticos de temperatura).
Humedad: Puedes controlar los niveles con un higrómetro en el terrario, y ajustar la ventilación necesaria para mantener la humedad (el aumento de la ventilación o de flujo de aire da como resultado una humedad más baja). Si vives en un clima cálido y muy seco es posible que tengas que reducir la ventilación (cubrir alguna área de la rejilla con cinta adhesiva o plástico) y aumentar la nebulización del habitáculo. Una fuente adicional de agua puede ayudar con la humedad también.
Agua: El calor del verano significa un mayor riesgo de deshidratación, que puede convertirse rápidamente en una situación de emergencia, especialmente con los animales exóticos. Asegúrate siempre que tu mascota tiene acceso al agua, y de que esté limpia y fresca. Con los animales que se riegan a través de una botella (como las aves), asegúrate de cambiar regularmente el contenido, y de que el recipiente esté limpio. Durante el clima cálido ofrécele agua fresca varias veces al día.